Hay gente a la que es un placer leer. No te pierdas a Agustín, el ganador de nuestro concurso de dashboards

Este es Agustín, el ganador de nuestro concurso de dashboards. Teníamos pensado publicar fragmentos de la entrevista, pero nos ha gustado tantísimo todo lo que cuenta, que hemos decidido publicarla tal cual. Incluso el orden de las preguntas, que nosotras se las mandamos en el orden inverso al que ha respondido. Eso también nos ha encantado, porque ha conseguido darle aún más sentido a todo lo que dice.

Empecemos entonces, leyendo su consejo para ser feliz en la vida :-)

¿Algún consejo para ser feliz en la vida?

Si hay alguien que ha influenciado positivamente mi vida, a parte de mi familia, Kaushik y Cutroni, ese es Alan Watts. Es muy posible que todos conozcan su disertación sobre el sentido de la vida más allá del dinero, pero nunca viene mal refrescarlo:

What if Money was no Object – http://vimeo.com/63961985

Sin embargo, para ser feliz en la vida, hay que ser feliz también en y con nuestro trabajo. No en vano, pasamos en él casi tanto tiempo como con nuestros seres queridos. Qué lastima de aquellos que se levantan un lunes deseando que sea otra vez viernes, porque en este círculo vicioso han malgastado la mitad de sus vidas! Y para ser feliz en el trabajo, nadie mejor que el propio Watts para revelarnos el ingrediente secreto:

“This is the real secret of life — to be completely engaged with what you are doing in the here and now. And instead of calling it work, realize it is play.”

¿Qué harías para mejor el sector online?

Creo que al sector online le hacen falta unas buenas dosis de ética y moralidad. Y esto no es sólo aplicable a Alemania o a España, sino a cualquier país, erróneamente autodenominado, desarrollado. No nos enrojecemos en absoluto a la hora de etiquetarnos como especialistas, expertos o gurús del marketing online (cada uno de estos grados va en función del nivel de caradura personal). Y lo peor se vive en el caso particular del Community Management. Los resultados de un reciente estudio que hice sobre Linkedin concluían que, si la red social fuera una empresa, en ella habrían trabajando 100 profesionales de este área por cada profesional de cualquier otra área del Marketing Online. No se como hemos llegado a esta situación, pero estoy convencido que los que trabajamos en este sector somos en parte culpables. Hemos deshumanizado la profesión con tanta sobreoptimización. Tenemos carísimas herramientas que nos ayudan a reducir los costes de adquisición de las conversiones. Herramientas que potencian el cross-selling, up-selling e incluso herramientas que promueven la compra compulsiva. A estas alturas ya dudo lo que en la universidad se decía acerca de que el Marketing no ayuda a generar necesidades. Cada vez hacen falta más personas para cubrir las carencias laborales de las empresas en materia de marketing online, pero desde mi perspectiva, no existe un problema de mano de obra, sino un déficit en la asignación de los recursos disponibles. Se invierte el 90% en herramientas y el 10% en personas, y así ocurre que muchos se levantan un lunes deseando que sea un viernes. No hay nada peor que tu trabajo tenga un coste menor al que pueda tener una suscripción a muchas de estas herramientas.

Esta vorágine ha creado un efecto llamada para muchos profesionales, pseudoprofesionales, y por qué no decirlo, canchanchanes (modismo canario para referirse, en el sector laboral, a profesionales de medio pelo). Estoy seguro que por cada profesional del sector hay otro encargado de echar por tierra el trabajo bien hecho y otro para sacarle las castañas del fuego a éste último.

Va siendo hora de que nos volvamos mucho más offline, que nos humanicemos. En la profesión hacen falta más personas como mi jefe en lastminute.de… Ese que un día se sentó conmigo frente a un documento generado en el Datawarehouse de SiteCatalyst y me dijo: “Agustín, cada una de estas líneas son personas que tienen una necesidad y nosotros estamos en la obligación de satisfacerlas. No porque con ello consigamos un beneficio económico, sino porque muchos de ellos han trabajado duramente todo el año para poder costearse unas merecidas vacaciones. ¿Cómo podemos conseguir que obtengan el precio más barato posible?”

¿Por qué decidiste apuntarte al concurso?

Es muy fácil hablar a toro pasado, pero lo que si se es que no me apunté por el premio. Si hay un concepto en economía que me guste es el del coste de oportunidades. Con las horas invertidas en la creación del dashboard podría haber comprado casi toda la gama de productos de Apple.

Soy una persona muy pragmática, y esta oportunidad me permitía cumplir dos objetivos que tenía pendiente a medio/corto plazo. Por un lado me ayudaría a avanzar en uno de los proyectos a realizar en mi actual trabajo. No se si también ocurre con frecuencia en España, pero en Alemania (al menos en las empresas donde he trabajado), anualmente tienes que desarrollar proyectos personales que mejoren los procesos internos de la empresa. Da igual que seas el CEO o un becario, estás en la obligación de planificar y llevar a la práctica los mismos, siempre, claro está, con la supervisión de un equipo que controla la viabilidad y utilidad de los mismos, y siempre dentro de tus posibilidades y responsabilidades. Para este año, la automatización de nuestros dashboards era uno de esos proyectos personales.

Por otro lado, quería publicar en mi blog una monografía sobre cómo crear un dashboard de marketing online. Y ahora estoy en la obligación moral de hacerlo. Por ahora ya está publicado el índice y puede ser consultado en http://agustin-suarez.com/dashboard-marketing-online/

¿Cómo viviendo en Alemania conoces la existencia de las Madrid Geek Girls y estás al tanto de lo que hacemos? ¿Cómo nos conociste?

No recuerdo el primer momento con el que me topé con las MGG, pero si se una cosa. Viviendo y trabajando en un entorno lingüístico ajeno al mío, conviviendo con una alemana (y encima de franconia… gracias a dios que tienen muy buena cerveza) y siendo bombardeado diariamente por medios de comunicación alemanes, lo último que me apetece es emplear el poco tiempo libre del que dispongo en blogs alemanes. Aunque existen las Berlin Geek Girls, no las cambiaría por las MGG. Me gustan vuestros artículos, en especial los más geeks. Por ejemplo, la última contribución de Viviana Contreras sobre GTM me ha encantado.

¿Qué le recomendarías a alguien que quiera empezar a trabajar en el mundo online?

¿Es realmente lo que quieres hacer? ¿Recuerdas lo que dijo Alan Watts? Si crees que con ello vas a ser feliz, adelante. Alemania ofrece buenas expectativas laborales para aquellas personas que demuestren saber lo que están haciendo, o al menos den muestras de pasarlo bien con lo que hacen. Aquí hay mucha startup donde el ambiente laboral todavía da pie al juego. Pero hay que ser modesto. Después de diez años de experiencia laboral, tuve que empezar con un puesto de becario. A los alemanes no les importan tus títulos sino tu capacidad de desenvolverte en un ambiente estrictamente reglado. Y es cierto… Los españoles tenemos aquí, en este sentido, mala fama. Pero alcanzar la felicidad en Alemania también es posible. Yo ahora tengo mi propio despacho, e incluso mis propias tarjetas de visita. Lástima que, como Enjuto Mojamuto, me pase nueve horas al día frente a la pantalla del ordenador y no pueda distribuirlas :).

¿Con qué formación cuentas?

Mi última titulación es la de Máster en Administración Turística por la Universidad de Ciencias Aplicadas de Múnich. Anteriormente obtuve un diploma en Turismo en la Universidad de La Laguna, y hace ya casi dos décadas me titulé en Logopedia en la misma universidad. Y cuando me retire me gustaría doctorarme con una tesina sobre sostenibilidad y gobernanza comunitaria, en el supuesto que todavía tengamos planeta que proteger.

Como ves, nada que ver con el mundo online o la analítica web. Pero como dice Watts (y termino por hoy con la filosofía), la felicidad no está en alcanzar una meta (y la educación reglada no es otra cosa que una carrera de vallas con una meta final), sino en disfrutar cada momento de la carrera. Sólo así podremos considerarnos ganadores, independientemente de la posición en la que acabemos. Por eso disfruto tanto cuando tengo que calcular la probabilidad de distribución de t-Student en mi trabajo, como cuando tengo que programar algunas queries en SQL o pelearme con la nueva cafetera del trabajo que no suelta cafés tan cargados como la vieja máquina.

¿A qué te dedicas?

Trabajo para BAYERN TOURISMUS Marketing GmbH, empresa privada con capital público que se dedica a potenciar la imagen de Baviera como destino turístico. En mi tarjeta (por cierto, ¿he dicho ya que no se para qué tengo de estas cosas?) pone “Manager Auslandsonlinemarketing”. En mi firma electrónica, cuando me dirijo a partners no alemanes, figura: “Overseas Online Marketing Manager”. Pero si hubiera que hacer una traducción al español, sería algo como “Director de Marketing Digital para Mercados Extranjeros”. ¿Quién dijo que el alemán era complicado?

Hasta aquí las respuestas de Agustín. Esperamos que sus palabras os hayan gustado tanto como a nosotras.

Y a tí Agustín, mil gracias por compartir tu conocimiento y experiencia tanto con el dashboard y documentación que presentaste, como con tus respuestas  a la entrevista.

“Tras 8 años trabajando en Internet, en Noviembre de 2012 me mudé a Londres para seguir desarrollando mi carrera como analista web. Actualmente trabajo en esta ciudad como Senior Web Analyst para el grupo NET-A-PORTER.
Mis lemas en la vida son que hagas lo que hagas siempre puedas mantener la conciencia tranquila, y que la fortaleza es más importante que la suerte.”

Twitter LinkedIn 

Hecho con cariño desde Madrid por las Madrid Geek Girls.