Medición de aplicaciones móviles, una breve introducción (y una reflexión en el Día de la Mujer)

La tendencia a la movilidad ya es un hecho y es por ello que cada día aumentan los desarrollos de aplicaciones móviles. Cualquier empresa que haya desarrollado una app para smartphones o tablets tiene que tener muy claro que la medición es crucial para alcanzar los objetivos de una estrategia de negocio. Para ello hay que conocer lo que está funcionando en la aplicación; los fallos y errores; de qué forma interactúan los usuarios y qué resultados están obteniendo.

Quiero establecer una gestión analítica para mi aplicación pero ¿Por dónde empiezo? Para comenzar, debes saber que las aplicaciones móviles no son una extensión de la web, es por ello que no se pueden medir de la misma forma. Es primordial conocer que existen diferencias técnicas.  Si ya estás familiarizado con la analítica web, sabrás que las herramientas de medición recogen los datos mediante un código Javascript. Existe una API que permite registrar un identificador único y de esta manera se puede realizar un seguimiento de las páginas vistas y eventos que se presenten a través de HTTP.  En cambio, los datos que se recogen de una aplicación móvil pueden utilizar la misma API, pero hay diferencias en cuanto a la implementación técnica y en la entrega de datos. Estos tienen que ser entregados en el lenguaje de programación de la plataforma (iOs, Android, Blackberry). Por otro lado cada vez que se quiera realizar un cambio en el código, es obligatorio actualizar la versión de la app, mientas que el código javascript utilizado para datos de analítica web se actualizan inmediatamente.

Una vez tenemos claro la forma en la cual las apps recogen los datos, es necesario conocer los conceptos que debemos emplear en la medición de entornos móviles:

Dejaremos de hablar de visitantes (usuarios asignados a navegadores o IPs); en el ecosistema móvil éstos se convierten en usuarios. Cada vez que una persona ejecuta la aplicación, la herramienta de medición registrará al usuario de forma única.

Las visitas quedan en segundo plano y se utiliza el concepto de sesiones. Ésta comienza cada vez que un usuario abre una aplicación, y finaliza cuando la cierra o cuando la pantalla de la app es solapada por la de otra aplicación.

Olvidémonos de las páginas que hay en la web, éstas son sustituidas por pantallas.  Los usuarios pueden acceder a diferentes pantallas,  analizar el flujo es una clara fuente de información que nos indicará el comportamiento del usuario.

Cualquier acción  que se realiza en la aplicación se registra como eventos e hitos. Cuando el usuario realiza una consulta,  solicita información o comparte en redes sociales, ésta es marcada como evento.

Es necesario conocer el ciclo de vida de una aplicación móvil para obtener un claro enfoque y a la vez tener una correcta visión del entorno móvil.  Repasemos cada etapa y conozcamos qué información debemos analizar.

Adquisición

Hasta hace poco, contabilizar el número de descargas era una forma de evaluar el  éxito de una aplicación, pero ya no es el caso. Con esto no quiero decir que no sea importante saber si el número de descargas aumenta o disminuye, pero es más importante saber si las acciones que estamos realizando para generar descargas son efectivas. ¿Qué fuentes son las más rentables? Si descubrimos esta información podemos canalizar la inversión en campañas o acciones para atraer a más usuarios de estas Fuentes. (En Google Analytics es posible medir todas las campañas que dirigen tráfico a Google Play al etiquetar manualmente todos los links, pero no es posible para la App Store de Apple).

Una vez tengamos la información de procedencia de nuestros usuarios, debemos monitorizar el número de usuarios nuevos y activos que lanzan la aplicación. De nada sirve que los usuarios la tengan en su móvil si no le dan uso.

Hay que complementar esta información con los detalles técnicos de nuestra aplicación. Si entendemos qué tipo de dispositivos, qué plataformas y qué versiones de las aplicaciones son las más utilizadas, podemos  poner todo nuestro esfuerzo en desarrollos que mejorarán la experiencia del usuario.

Interacción

Ya sabemos de dónde vienen y qué plataformas utilizan, ahora debemos saber si nuestra aplicación ofrece las funcionalidades que desean los usuarios. Para ello hay ciertas métricas  de “engagement” que nos proporcionaran esta información. Por ejemplo, La duración media de sesión , nos indica cuánto tiempo están usando nuestra aplicación ¿Cuántos vuelven? La frecuencia con la que se abre una app nos dice cada cuánto la están utilizando, y el número de pantallas por sesión  nos indica la profundidad de la visita. Si nos apoyamos en la información de los embudos de navegación podremos conocer el nivel de engagement de nuestros usuarios.

Monitorizar esta información nos dará pistas para detectar problemas o fallos en la interacción con nuestra app.

Resultados

En esta etapa los usuarios realizan acciones que hemos marcado como objetivo. Aquí es cuando descubrimos el valor real que aporta nuestra aplicación a los objetivos de negocio. ¿Los usuarios de mi aplicación son rentables? Imaginémonos que el objetivo de la aplicación es vender perfumes y cremas de belleza. Debemos conocer el número de ventas y los ingresos realizados por producto. ¿Qué producto es el que más se vende a través de este canal? ¿Cuál es el ratio de conversión?

Para poder obtener estos datos existen varias herramientas de medición. Éstas son algunas de las más populares :

1. Flurry – Gratis, disponible para iOS, Android, Windows Phone, Blackberry y Jave ME . En los dashboards encontraremos información sobre el uso de la aplicación, eventos  e información técnica. Muy interesante la información que presenta de flujo de pantallas.

2. Localytics – Modelo Fremiun, disponible para iOS, Android, Windows Phone, BlackBerry, HTML5 . La versión gratuita muestra información básica de la aplicación, pero hay que pagar para poder obtener información de embudos.

3. Countly  - Herramienta de Código libre, disponible para iOS, Android, Windows Phone y Blackberry. Al ser una herramienta de código libre puedes alojarla en tu propio servidor. La usabilidad y diseño de la herramienta es simplemente genial con un dashboard muy bonito e intuitivo.

4. Apsalar  - Gratis, únicamente disponible para Android y iOS. El punto diferenciador de esta herramienta es que permite crear embudos “Cross-app”.

5. Mixpanel -  Otra herramienta Freemium, disponible para iOS y Android. Ofrece segmentación avanzada, análisis de cohorts y facilidad a la hora de crear embudos para el análisis profundo

5. Google Analytics -  Gratis, disponible para Android y iOS. Ofrece información de uso de la aplicación y técnica (modelos de dispositivos, errors); muy útil el flujo de interacción donde no solo se puede ver la visualización de pantallas sino también conocer qué eventos empujan a los usuarios a visualizar otras pantallas.

Otras herramientas que considero interesantes:

6. heatma.ps -  De pago y solo está disponible para iOS.  Es el crazyegg de las aplicaciones móviles. Utiliza mapas de calor que nos proporcionan información sobre la interacción de los usuarios con nuestra app.

7. AskingPoint -  Gratis (de momento) disponible para iOS y muy pronto para Android. Recopila información cuantitativa así como también cualitativa (encuestas y comentarios en App Store).

Para ampliar información sobre herramientas puedes leer este interesante post de @natzir

Espero que este pequeño resumen os ayude a introduciros en el mundo de la medición de aplicaciones móviles. Cuanto antes empleemos un sistema de medición para nuestras apps, antes conoceremos lo que nuestros usuarios realmente quieren.

Mi reflexión en el Día de la Mujer
Leía hace unas semanas una noticia de ésas que, a veces, me hacen estampar varias veces, flojitas, pero consecutivas, mi frente contra la pared del armario. Dice el titular: “Prohíben el uso de móviles a las mujeres de un pueblo de la India”… ¿De verdad? ¿Seguimos con esto? En fin, ahí va mi reflexión… Que aún haya gente a la que le asusta el uso del móvil (e Internet), me hace pensar que estamos en el sector correcto ¡Feliz día de la Mujer! A todas y a todos. Sin exclusión.

Nancy Guillén @Nansky

“Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.” Manifiesto Cluetrain

 

Nancy estudió en Southern Methodist University en Dallas, Texas y cuenta con un Bachelor of Arts in Advertising (B.A.). Posteriormente realizó un máster en Comunicación Empresarial por ESIC y un máster en Marketing Directo, Relacional e Interactivo por ICEMD -ESIC. Su interés por la analítica web la impulsó a realizer el Award of Achievement in Web Analytics por la University of British Columbia. En la actualidad desempeña su actividad profesional como responsable de analítica web en ALSA, empresa líder en el sector español de transporte de viajeros por carretera. Anteriormente trabajó en Panda Security como Paid Search y Affiliate Channel Manager y en el departamento de marketing online de QDQ Media. También ha trabajado como consultora de Marketing online en Hurra Communications.

Twitter LinkedIn Google+ 

6 Responses to Medición de aplicaciones móviles, una breve introducción (y una reflexión en el Día de la Mujer)

  1. Bea marzo 8, 2013 at 4:29 pm #

    Genial Nancy!

    Yo en medición de aplicaciones y móvil estoy pez y me has ayudado mucho con lo que explicas.

    Ya mismo me pongo manos a la obra con esto de la analítica mobile :)

    Ah! y feliz día de la mujer!

  2. Nansky marzo 9, 2013 at 10:20 am #

    Hola Bea! Me alegra mucho que te ayude, si necesitas ayuda ya sabes por donde ando!!!

  3. Merg octubre 11, 2013 at 5:00 pm #

    fantástico post Nancy. super útil. graciass!

  4. Laura Cloquell enero 27, 2014 at 6:36 pm #

    Hola Nansky
    Genial tu post sobre medición de apps. La leí en su momento pero no tuve ocasión de contrastar y ahora sí y me surge una duda o pregunta. Verás, hablamos de “duración media de la sesión” al tiempo que el usuario está usándola, pero hablamos de uso activo? o no?
    Me explico, una app como spotify no tiene un uso activo continuo, es decir, tu arrancas la app y eliges qué música vas a escuchar y pasas a otra cosa mientras la app funciona en segundo plano. Entonces, esa duración media de la sesión, sabes si cuenta el tiempo de uso activo o también del “pasivo”.
    En mi caso concreto estoy analizando de 0 (acabadito de implentar) una app de uso pasivo,como si fuera el spotify y en vez de darme una duración de una hora, hora y media que era lo que me esperaba, me da duraciones de 4′-5′ de media. Lo que me resulta muy extraño.
    Has tenido ocasión de comprobar este tipo de métrica?

    Muchas gracias y un saludo a todas las MGG!

    Laura

  5. Nansky enero 28, 2014 at 9:31 am #

    Hola Laura, yo de momento sólo he trabajado con aplicaciones que se usan en primer plano, es decir que normalmente la app está siendo usada. Hasta donde yo sé, la sesión en aplicaciones móviles es el tiempo en el que un usuario interactua con la app. Una vez la app ya no está en primer plano, la sesión se acaba. Me parece que el tiempo de sesión puede ser modificada, pero tendrás que modificar la herramienta, si te deja. Algo más técnico. Espero haberte ayudado! Un saludo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Madrid Girl Geek » Blog Archive » Se acerca el lobo: Medición de Audiencias Móvil - abril 2, 2013

    [...] ha ido evolucionado a la par que el mercado, existiendo distintos tipos de metodologías censal (Imprescindible el post de Nancy) , panel, híbridas, encuestas, con sus correspondientes  usos: audiencias, publicitarias, [...]

Deja un comentario

Hecho con cariño desde Madrid por las Madrid Geek Girls.